escuela de burlesque, Lady Dramakuin Burlesque

El Burlesque aquí y ahora

Este será el último post de esta web. Y por eso vamos a hablar de Burlesque. Aquí y ahora.

A lo largo de este año se ha producido un cambio muy grande en mí y necesito que muchas cosas queden atrás. Me despido con cariño, con tranquilidad y con respeto.

Junto con la salud, para mí las tres cosas más importantes de la vida. Los tres pilares que dan vida a una pareja. Las tres herramientas imprescindibles para criar un hijo. Las tres pautas que me ayudaron a sobrellevar el cáncer, la quimio y la mastectomía: cariño, tranquilidad y respeto.

Hoy quiero hablar del presente. De alegría y de libertad.

Hoy estamos confinados. Y en el confinamiento he dejado que Miss Mambo vea la luz. El cambio se produjo hace un año y en el próximo post os hablaré de él.

Ese próximo post ya no será aquí. Será en missmambo.com

missmambo.com será nuestra nueva web. La ventana al mundo de nuestra nueva vida.

Miss Mambo es el nuevo nombre de La Escuela de Seducción y Burlesque de Lady Dramakuin. El año pasado me despedí de Lady Dramakuin y aquí os hablaba de ese paso tan importante y decisivo en mi vida. 

Y una duda ha quedado suspendida en el ambiente: ¿Por qué me desprendí de Lady Dramakuin en ese momento tan duro y tan especial de mi vida, en el que no podía ni siquiera actuar para despedirla? La respuesta es sencilla: porque era EL momento.

Lady Dramakuin ha sido la columna vertebral de mi carrera durante más de 16 años. Con ella descubrí el Burlesque y con ella me fundí en él.

Quienes me conocen saben que antes de centrarme en el Burlesque recorrí un largo camino como actriz, antes y después de plantarme en Madrid maleta en mano para estudiar Cabaret y Teatro Musical. Hice muchas, muchas cosas. Y me divertí muchísimo. No sabría cuál de las épocas recuerdo con más cariño. Podría hablar mucho de esto otro día, pero hoy voy a centrarme en el Burlesque.

Aquí contaba cómo llegué al mundo del Burlesque. Siempre digo que yo no lo busqué, sino que él me encontró a mí. Y yo hallé en el Burlesque mi medio de expresión, porque me evocaba a todo aquel glamour de Hollywood que yo veía en la pantalla cuando era niña y al baile que siempre había querido hacer y, sobre todo, porque me sirvió para encontrar en mí una sensualidad que hasta entonces yo creía inexistente.

Con todo eso empecé a actuar y muy poco tiempo después me ví dando clase. Me centré en el Burlesque hasta ceñir a él toda mi actividad artística. Mi naturaleza expansiva y tantos años de aprendizaje en otras disciplinas me llevaban a querer expresar todo mi talento dentro del Burlesque. Y así lo hice.

O al menos, así lo intenté. 

Fotografías de Natalia Ishe

Y fue entonces cuando el Burlesque empezó a quedárseme pequeño. O eso es lo que yo pensaba…

Yo me esforzaba por dar más y más de mí y escapar de ese cliché contra el que tanto he luchado que lo reduce a “pasearse en bragas por un escenario o hacer un striptease con ropa vintage”.

Yo lo mezclaba, lo fusionaba, lo hacía y deshacía, lo daba la vuelta, lo exprimía y lo volvía a exprimir una y otra vez. Empecé a sentirme encorsetada. Y, literalmente, dejé de usar corsés en escena.

Empecé a sentirme encasillada. Insisto, como diría Almodóvar, “mi naturaleza tiende a expandirse” y me vi intentando dar más y más en un formato que, cada vez, se me quedaba más y más pequeño. 

¿Y qué tiene que ver Lady Dramakuin en todo esto? ¿Por qué no va a volver?

Bien, voy a intentar explicarme lo más claramente posible: porque era el peso de Lady Dramakuin el que no me dejaba ser lo suficientemente libre.

Ojo, no estoy diciendo que no disfrutase. Afortunadamente me lo he pasado muy bien y he creído siempre en lo que he hecho… Pero se me quedaba corto. Yo quería hacer cosas frescas, “locuras”, inventar, salirme de la norma, hacer el mongol y nadar en el absurdo. Pero dentro de la piel de Lady Dramakuin no me sentía lo suficientemente libre para hacerlo. El personaje cargaba el peso de una autoexigencia que me alejaba de la libertad.

Hace unos pocos años me sentí muy cansada y por un momento vi como única solución dejarlo todo. Corría el año 2017 y atravesaba una época vital insana y muy difícil. Una noche, al finalizar el primero de mis dos shows de la noche en nuestro Viva Las Vegas Club, me sorprendí a mí misma bajando del escenario y pensando para  mis adentros: “ya sólo queda un show, menos mal”

Sentí bastante lástima. Me di cuenta de que había perdido la magia. Y sin magia, pocas cosas dentro del Burlesque tienen sentido.

Me aparté unos meses, pero tenía compromisos que cumplir y los hice. Una de las noches salí a actuar sin haber ensayado, sin importarme si después de ese habría más shows o no. Como el personaje de Nicholas Cage en Living Las Vegas, buscaba un lento camino hacia la autodestrucción (escénica, en mi caso…). Y lo que sucedió fue lo más inesperado: volví a sentirme libre. Sin ataduras, sin compromisos, sin dogmas ni palos metidos por el culo.

Seguí adelante como Lady Dramakuin, pero enseguida volví a caer en el círculo de la autoexigencia. Volvía una y otra vez a atarme de pies y manos creativamente hablando.

Cansada una vez más, en Junio de 2018 colgué, literalmente, las pezoneras en un ritual de paso que fue emocionante (si tienes ig lo cuento con mucha emoción aquí).

Pero en mi agenda seguía teniendo compromisos que cumplir y como nunca he sabido decir que no, seguí…

A decir verdad, hoy en día me alegro de haber seguido, porque pasé unos meses maravillosos. Me llevaron a actuar a Vigo, a Gijón, a Pravia, a Lisboa, a París… Lo hice sintiéndome fresca, despreocupada y alegre. Y en Marzo de 2019 volvía a actuar en Madrid. 

Y ese fue el último show de Lady Dramakuin.

Una semana después la vida paró en seco. Esta vez sí o sí tenía que parar. No había otra opción. Lo que no supe o no tuve valor de parar antes, me lo paró la vida. Sin posibilidad de “peros” ni agendas que cumplir.

La vida paró y dio un giro de 180 grados. Es posible que me oigáis hablar muchas veces de esto y es que, cuando supe que tenía cáncer, el 80% de mi vida se volatilizó, cayó ante mis ojos como un castillo de naipes. Puse mi atención en lo que es realmente importante para mí y me di cuenta de cuántas cosas no lo eran. No tuve que hacer nada, simplemente dejaron de estar presentes. Se difuminaron hasta desvanecerse del todo. 

Con ese 80% se me cayeron muchas vendas de los ojos. Me vi a mí misma desde que tenía 15 años recibiendo mis primeras clases de interpretación, mis largos años de carrera, mis espectáculos de producción propia… y fui realmente consciente de que merezco lo mejor, de que soy libre para crear lo que quiera, que no estoy atada ni comprometida artísticamente con nada ni con nadie… que hacer el mongol y nadar en el absurdo son posibilidades reales. 

Entonces lo vi claro. Era el momento de dejar a Lady Dramakuin y la autoexigencia atrás.

Y de la mano de esa nueva sensación de libertad nacía Miss Mambo. Miss Mambo es el nuevo espíritu de La Escuela de Seducción y Burlesque de Lady Dramakuin. Libre de ataduras, de comparaciones, de compromisos. Enseñando Burlesque desde 2007, sí, pero compartiendo muchas más cosas, herramientas vitales para sentirse alegre y libre. Porque Miss Mambo es una filosofía de vida y es precisamente eso: Alegría y Libertad. 

Y porque eso es lo que entiendo yo como Burlesque aquí y ahora.

En el próximo post, que ya será en missmambo.com, diremos “¡Hola!” a Miss Mambo y os contaré de dónde le viene este nombre tan maravilloso. Es una bonita historia. Muy bonita. Espero que la leáis. Será dentro de poco.

En missmambo.com

Hasta siempre, Lady Dramakuin. 

La Escuela de Seducción y Burlesque sigue adelante conmigo y ahora se llama Miss Mambo. School of Joy.

Por Susana Guerrero

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s