Coqueteo

En un breve descanso después de acomodar los muebles, el jardinero queda impresionado del culo de la señora, pasa muy suave la mano por la nalgas y como la señora no dijo nada, parece que le gusto siguió acariciando.

Leer