Siempre he dicho que yo no busqué el Burlesque, sino que el Burlesque me eligió a mí

En el año 2004 actuábamos en el Festival Internacional de Cinéma de Commedia de Peñíscola, con la que fue la primera representación de nuestro RHPS Audience Participation.

Aquella introducción al show fue pura improvisación, porque no había tenido tiempo de ensayarla ni llevar nada preparado.

Sólo podía improvisar y dejarme llevar. Así lo hice y, de una manera mágica, el resultado fue algo que nunca había hecho hasta entonces, pero que salía de muy dentro de mí.

Una mezcla muy potente de sensualidad, descaro, elegancia y frescura a partes iguales, con una excitante conexión con el público, mucho más allá del baile o unos cuantos pasos marcados.

Me gustó. Me gustó mucho. Sentí un “click!” Y a partir de ahí empecé a investigar qué era aquello y cómo podía desarrollarlo.

Encontré que aquello era Burlesque, un absoluto desconocido por estos lares.
Ante mis dudas, las palabras de mi compañero Miguel Carrasco fueron un catalizador contundente: “Susana, no sólo puedes hacerlo, sino que DEBES hacerlo”

Me sumergí y pasé muchos meses buscando, investigando, viendo y empapándome de la poquísima información de la que disponíamos por aquellas fechas.

En el año 2004 nacía Lady Dramakuin. El año en el que el Burlesque me eligió.
Dos años más tarde, en el 2006 me sentía preparada para lanzarme como artista de Burlesque, después de mucho trabajo en la sombra. Y así, hasta convertirlo en una forma de vida, hasta el día de hoy.

Y ahora, en estos momentos tan especiales, rindo homenaje a Lady Dramakuin y a todo lo bueno que me ha aportado durante estos largos años. Que ha sido mucho, sin duda

Gracias, Lady Dramakuin ❤️

IMG_8861